Cronica de la santa muerte

CRONICA DE LA SANTA MUERTE

En 1375, los aztecas establecieron su capital en Tenochtitlan (Hoy en día, Ciudad de México).

El sistema de creencias de los aztecas incluye Mictecacihuatatl, La Diosa de la Muerte, azteca tradicionalmente representada como un esquema humano o un cuerpo carnal con un cráneo como la cabeza.

1519-1521 La Conquista Española de los Aztecas lleva a las creencias y devoción a la clandestinidad tan pronto como comienza la Era Colonial.

1700 Documentos de la inquisición Española de devoción a la Santa Muerte, sin embargo, la práctica permanece oculta.

1800-1900 Virtualmente no se hace referencia a la Santa Muerte en el registro de su historia.

1940 La Santa Muerte reaparece en documentos por antropólogos mexicanos y norteamericanos, primordialmente como un santo popular en todo lo que se busca por su divina intervención en los asuntos del corazón.

2001 En el Día de Todos los Santos, Enriqueta Romero Romero expone a la Santa Muerte al público, estableciendo el primer altar público dedicado a su devoción en el centro de la Ciudad de México, en el barrio de Tepito.

2003 Autonombrado "Arzobispo" David Romero y su templo Tradicional Iglesia Santa Católica Apostólica, México-UE tiene el reconocimiento oficial por el gobierno mexicano. El 15 de agosto, el día festivo de la asunción de la virgen María, la iglesia celebra la inclusión de Santa Muerte en su conjunto de creencias y prácticas.

2003 El Santuario Universal de Santa Muerte es fundado por el “profesor” Santiago Guadalupe un inmigrante mexicano del estado de Veracruz.

2004 Un padre disgustado entabla una demanda formal en contra de la iglesia de Romo para incluir un paradigma devocional de la Santa Muerte.

2005 El gobierno mexicano despoja a la Iglesia Tradicional Santa Católica Apostólica, México-UE de su reconocimiento oficial. Sin embargo, la ley mexicana no necesita controversias políticas.

BASES HISTORICAS Y CULTURALES

El nombre “La Santa Muerte” dice mucho sobre su identidad. En todas las lenguas el romance “La” es un artículo femenino. "Santa" es la versión femenina de Santo. La Santa Muerte es la primera y principal Santa no oficial que sana, protege, y entrega a sus devotos al mas allá. La Santa Muerte es la única santa de la muerte femenina en las Américas.

La Santa Muerte es una santa popular la cual personifica a la muerte. Ella es representada frecuentemente como la figura femenina del segador siniestro equipado con una guadaña y una capa (velo). A menudo tiene un par de balances representando su habilidad de hacer justicia. Muchas veces la Santa Muerte mantiene un mundo, el cual simboliza su dominio mundial. Ella aparece

 

Con un tecolote encaramado a sus pies. En la iconografía occidental, el tecolote simboliza la sabiduría, y los mexicanos en esta ave nocturna de forma similar. Sin embargo, la interpretación mexicana va más allá. Relativamente regresando al proverbio popular “Cuando el tecolote canta, el indio muere” (Tecolote derivado del lenguaje Náhuatl) Representa a la muerte en la cultura Azteca.

La mayoría de los seguidores de la Santa Muerte es su devoción al santo esquelético como complemento de su fe católica o hasta parte de esta. A la diferencia de los santos oficiales, los cuales han sido canonizados por la Iglesia Católica, los santos populares y la muerte de los santos por su trabajo de poder milagroso. En México y América Latina en general, los santos populares disfrutan de una devoción extensa y son a menudo más populares que los santos oficiales. En donde está la diferenciación de los otros santos populares que la mayoría de sus devotos es la personificación misma de la muerte y no de un ser humano muerto.

Santa Muerte tiene muchos sobrenombres familiares. Ella es una persona conocida como la Flaquita, Hermana Blanca, Madrina, Comadre, Dama Poderosa, Niña Blanca y Niña Bonita, entre otras. Como madrina y hermana, la santa se convierte en un miembro familiar sobrenatural, los mexicanos se acercan con el mismo tipo de intimidad con la que se responde con sus familiares.

En algunos aspectos adheridos a la versión supernatural de ellos mismos. Una de las principales atracciones de los santos populares es su similitud con los devotos. Por ejemplo, ellos tienen la misma nacionalidad y clase social con sus adherentes. De hecho, muchos devotos son atraídos por el efecto de nivel de la guadaña de la Santa Muerte, la calidad de las divisiones de raza, clase y sexo. Uno de los mas frecuentes aclamaciones repetidas es que la flaquita “no discrimina”. En este documento se encuentra una gran ventaja de Santa Muerte en el mercado cada vez más competitivo de México y en la mayor economía de la fe en la tierra aquí en los Estados Unidos. Mucho más que Jesús, los santos canonizados, y los defensores de una miríada de María, la identidad presente de Santa Muerte es altamente flexible. Depende en gran medida en como el devoto la percibe. A pesar de la forma esquelética, la cual es la causa de la muerte y la inactividad para los no iniciados, la flaqueza es una figura de acción sobrenatural la cual es sana, proporciona y castiga, entre otras cosas. Ella es la santa popular más trabajadora y más productiva en ambos lados de la frontera.

LOS DEVOTOS DE LA MUERTE

Santa Muerte tiene seguidores de todos los ámbitos de la vida. Estudiantes de preparatoria, medios de comunicación de la casa, medios de comunicación, abogados, traficantes de drogas, políticos, músicos, doctores, y abogados se encuentran entre las filas de los fieles. México, con una edad promedio de vida, es un país de gente joven. La mayoría de los creyentes en ese país están en la adolescencia, sus venas, y treintas. La iglesia católica y las iglesias protestantes, los cristianos con más dinero para mantener su devoción en Santa Muerte en privado, añadiendo a la dificultad de cuantificar cuantas personas son devotas a la flaquita. Su culto es generalmente informal y desorganizado y solo se hizo público hace diez años. Sin embargo, la información acerca de la devoción popular puede ser utilizada en un análisis indirecto. Se ha hecho un cálculo que cerca de cinco millones de mexicanos veneran al ángel de la muerte. Santa Muerte ocupa más espacio en los estantes y en el piso que cualquier otro santo en docenas de tiendas y puestos en los mercados especializados en la venta de artículos religiosos y devoción por todo México. Sus veladoras son las más vendidas de todos los productos de la Santa Muerte. Costos son solo un dólar o dos, permite a los creyentes una forma barata de agradecer o pedir a la niña bonita.

Vendedores ambulantes quienes venden productos y motoristas atorados en el tráfico esperando cruzar la frontera a los Estados Unidos a las formas de Santa Muerte que cualquier otro santo, incluso la Virgen de Guadalupe, Patrona de México. Los últimos cinco años la flaquita ha acompañado a sus devotos en su cruce a los Estados Unidos, estableciendo a lo largo de las dos millas de la frontera y en las ciudades de Estados Unidos con las comunidades de inmigrantes mexicanos. Es en las ciudades fronterizas como El Paso, Brownsville, y Laredo. Sin embargo, la devoción a la Santa Muerte se ha difundido a ciudades y pueblos más adentrados de los Estados Unidos, como se indica por el aumento en la capacidad de su parafernalia devocional.

La siguiente es una oración específica para la Santa Muerte por los millones de mexicanos que hacen el peligroso viaje "al otro lado" (como dicen en México) Los Estados Unidos. La oración para la protección durante los viajes dice:

Espíritu santísimo de la muerte. Invoco a tu santo nombre para pedirte ayuda en esta empresa. Facilita mi curso sobre montañas, valles y caminos. No dejes de brindar tu buena fortuna, ni los destinos de modo que los malévolos instintos se desvanezcan ante mí. Por su poderosa protección evita la muerte de Santa Muerte. Evita señora mía que la enfermedad abrace con sus alas mi materia. Aleja la tragedia, el dolor y la carencia, esta veladora que encierra para el brillo de tus ojos forman una muralla invisible en torno al mio, la dama prudencia y la paciencia, la dama Santa Reyna de las Tinieblas fuerza, poder y sabiduría. Di a los elementos que no desaten su furia por donde han estado de atravesar. Cuida de mi feliz retorno, ya que quiero adornar y engalanar tu morada en mi Santo Altar.

La Biblia de la Santa Muerte recomienda una vela dorada en la víspera del viaje. Al norte de la zona fronteriza la madrina escucha las oraciones y peticiones de los mexicanos y (en menor medida) Inmigrantes Centro Americanos quienes piden el favor de salir adelante en su nueva tierra. Los Ángeles, Houston, Phoenix, Nueva York, con sus grandes comunidades mexicanas y centroamericanas, son lugares obvios para encontrar a la Santa Muerte. Los Ángeles es la meca americana al culto del santo esquelético. La ciudad de los Ángeles ofrece a sus devotos dos lugares de adoración en donde pueden agradecer al ángel de la muerte por los milagros recibidos o pedirle por su ayuda. Casa de Oración de la Santísima Muerte y Templo Santa Muerte son los dos primeros templos dedicados a su culto en los Estados Unidos.

En penitenciarias mexicanas, Texanas y californianas, el culto a la flaquita se expandió tanto en muchas cosas como el objeto de mayor devoción. En menos de una década se ha vuelto al santo patrón del sistema penal mexicano y también es popular en prisiones americanas. Casi toda la cobertura de noticias en la TV de su rápido crecimiento en los Estados Unidos siempre ha sido cubierta por estaciones locales en ciudades fronterizas. Esos reportan noticiarios como ser sensacionalistas, ligando a la Santa Muerte con supuestos lazos a los traficantes de drogas, asesinos y hasta sacrificio humano.

Sin embargo, la proliferación de base es un grupo heterogéneo con varias aflicciones y aspiraciones. La Santa Esquelética ha asumido el papel de generalista omnipotente en el alcance de la operación es probablemente más grande que cualquier otro rival espiritual. En el análisis final, la Santa Muerte adorada por la mayoría de sus creyentes es moralmente virgen pura o el espíritu mercenario inmoral en la cual perpetra toda clase de actos oscuros.

Mucho más que un objeto de contemplación, la flaquita es una santa acción, la popularidad de la Santa Muerte como un santo popular también deriva su control único sobre la vida y la muerte. Su reputación de ser la santa de la acción rápida y poderosa es lo que más atrae a los creyentes orientados a los resultados a su altar. La mayoría de sus devotos se perciben como un santo de categoría superior a los otros santos, mártires y hasta la Virgen María en la jerarquía celeste. Santa Muerte es concebida como un arcángel (de la muerte) quien solo recibe ordenes de Dios mismo. Aquellos familiarizados con la teología católica reconocerán en el papel del arcángel Miguel, ángel de la muerte de Dios, el cual cuida y juzga las almas, haciendo su merito con un par de balanzas. Una mujer mexicana explica su devoción a la Santa Muerte de la siguiente forma: "Creo en Dios pero confió en ella".

La mayoría de los americanos y los europeos del oeste se darán a conocer como Santa Muerta como la figura femenina del segador siniestro (segadora siniestra). Con origen en el catolicismo medieval. Los españoles tienen su propia personificación de la muerte. Los mexicanos, sin embargo, se refieren más a un santo esquelético como una versión adaptada de una Diosa indígena (usualmente azteca o maya) de la muerte.

La versión más común de la historia de la identidad de la santa indígena de sus orígenes aztecas. Se cree que la Santa Muerte se origina en Mictecacihuatatl, La Diosa Azteca de la muerte, la cual con su esposo Mictlantecuhtli, gobernaban el inframundo, Mictlan. Como la flaquita, la pareja de la muerte era tradicionalmente representada por esqueletos humanos o cuerpos carnales con cabezas de esqueleto. Los aztecas crearon aquellos tiempos que morían de causas naturales terminaron en Mictlán, y también invocaron los poderes supernaturales de los Dioses para causas terrestres. Con la persecución de la religión indígena, los conquistadores españoles, esta devoción, el inframundo y el sincretismo con el catolicismo.

El clérigo español uso a la segadora siniestra como una moda didáctica entre la gente indígena de las Américas. Sobre la base de las tradiciones de los huesos ancestrales e interpretación de Cristiandad atreves de su propio lente cultural, algunos grupos indígenas tomaron de la iglesia la figura de la muerte por un santo en su propio derecho.

Documentos coloniales españoles de 1793 y 1797 se encuentran en los archivos de la inquisición y en los estados mexicanos de Querétaro y Guanajuato. Los documentos inquisitoriales se describen como “Idolatría India”. Ningún observador mexicano o extranjero registro su presencia en el nuevo 1940s.

Las primeras referencias escritas del santo esquelético en el siglo XX se mencionan en el contexto de actuar como una doctora sobrenatural del amor convocada con una veladora roja. La Santa Muerte de la veladora roja viene también como auxilio de mujeres y jóvenes que se encuentran traicionadas por los hombres en sus vidas. Cuatro antropólogos, uno mexicano y tres americanos, mencionan su papel de hechicera de amor en sus investigaciones llevadas a cabo en los 1940s y 50s.

Desde 1790s hasta el 2002, Santa Muerte fue venerada clandestinamente. Altares fueron mantenidos en casas en secreto, fuera de la mirada publica, medallones y escapularios del santo esquelético fueron escondidos debajo de las playeras de los devotos, una diferencia de hoy cuando muchos de ellos se muestran orgullosos junto con playeras, tatuajes y hasta zapatos Tenis como insignias de su creencia.

DOCTRINAS / CREENCIAS

La lógica de la reciprocidad subyace la forma en que los creyentes del culto buscan la intervención divina. En el contexto cristiano el pedido de un milagro comienza con un voto o promesa. Así, devotos piden milagros a la Santa Muerte de la misma manera que ellos lo pedirían a otros santos, ambos oficiales y populares. Lo que distingue los contratos con la Hermana Blanca es su fuerza de unión. Si ella es considerada por muchos de ser la trabajadora milagrosa más potente en el panorama religioso, ella también tiene la reputación como castigadora severa de aquellos que rompen los contratos con ella.

Son las oraciones, las peregrinaciones y las promesas de los devotos de los poderes sobrenaturales de la Santa. Mientras que la devoción a la Santa Muerte puede ser entendida como una variante extrema del catolicismo popular, parece que el culto se ha convertido en un nuevo movimiento religioso. El papel de la Santa Muerte como una santa de la santidad extraordinaria, la distinción de la Teología Católica Romana y la práctica.

Oraciones, novenas, rosarios y hasta misas para la Santa Muerte generalmente se conservan en la forma Católica y estructura si no el contenido. En esta forma el culto ofrece familiaridad a los neófitos del Catolicismo Mexicano junto con la novedad de Venerar en un santo popular emergente. Altares ambos private y public, sirve como una de las mayores herramientas para la comunicación y la función de la flaquita. Algunos son tan simples como una imagen enmarcada por algunas veladoras, mientras que otros son espacios sagrados elaborados con la inversión de tiempo y recursos.

RITUALES

Basándose en gran medida en la forma de culto católico los devotos emplean una gama colorida de los rituales. La falta general de la doctrina del culto formal y la organización significa que los adherentes tienen la libertad de comunicación con la Santa Muerte en cualquier forma que les plazca. En la práctica, sin embargo, la mayoría de las oraciones están lejos de ser improvisadas. Un tipo de oración épica ha surgido como premier del ritual colectivo del culto. Fue pionera la madrina del culto, Enriqueta Romero Romero (La respuesta de la serie de oraciones católicas dedicadas a la Virgen).

Doña Queta organiza el primer rosario público en su altar en el 2002 y desde entonces la práctica se propagó por todo México y los Estados Unidos. El servicio mensual de adoración en el altar de Doña Queta atrae varias millas de fieles.

Una de las formas más comunes de pedir a la Santa Muerte es a través de las veladoras, a menudo con color codificado para el tipo específico de intervención deseada. Como hemos mencionado previamente, las veladoras rojas por ejemplo, son usadas para pedidos relacionados con el amor y la pasión.

Santa Muertistas usan veladoras como la forma tradicional católica. De acuerdo con el término "votivo", católicos ofrecen estas luces de cera como símbolo de votos u oraciones hechos a santos particulares, personas de la Trinidad, o de la Virgen. Además de las veladoras, las devotas hacen ofrendas que corresponden a las cosas que ellos mismos desean. En los altares de la Santa Muerte se incluyen dulces, pan, tabaco, dinero, alcohol, flores y agua.

Su transformación de un objeto de devoción oculta un protagonista de un culto público ha desarrollado un desarrollo concomitante en su identidad. Con la erupción de la violencia relacionada con las drogas en los 1990s, La Santa Muerte de color negro para actos oscuros entro en el centro de la atención y los contactos en los altares de narcos notables. Y es la segadora siniestra amoral de la veladora negra quien continúa para ordenar la atención de los medios de comunicación en ambos lados de la frontera y domina su percepción pública. Veladoras negras, sin embargo, son vendidas poco a poco en los altares públicos en los Estados Unidos y México. A pesar de su imagen en los medios de comunicación, Santa Muerte no es tanto el ángel guardián de los narcos como la patrona de la guerra de las drogas. En otras palabras, su devoción entre la policía, soldados, guardias de prisión en las líneas del frente de la guerra en contra de los carteles parece haberse expandido como entre los traficantes.

En la mayoría de las botánicas en ambos lados de la frontera, la veladora blanca de la Santa muerte simboliza pureza, protección, agradecimiento y consagración es la más vendida. Menos preocupados por su fe después de la muerte, los devotos buscan la intervención de la dama poderosa en los asuntos terrestres de la salud, el dinero y el amor.

Veladora Oraciones correspondientes a
Color
Roja - amor, romance, pasión
Negra - venganza, daño, protección de otros que buscan lo mismo
Blanca - pureza, protección, agradecimiento, consagración
Azul - penetración y concentración; populares entre estudiantes
Café - iluminación, discernimiento, sabiduría
Dorada - dinero, prosperidad, abundancia
Morada - sanación sobrenatural
Verde - justicia, igualdad ante la ley
Amarilla - superación de una adicción
Multicolor - intervenciones múltiples

ORGANIZACIÓN / LIDERASGO

Día largo de la devoción furtiva en el Día de Todos los Santos, 2001, cuando Doña Queta, quien en ese entonces trabajaba como vendedora de quesadillas, casi siempre públicamente su Santa Muerta de tamaño humano afuera de su casa en Tepito, un barrio muy famoso en la Ciudad de México. En la década desde entonces, su altar histórico se ha hecho más popular en México. Más que cualquier otro líder devocional, Doña Queta ha jugado el papel para transformar la veneración oculta de la santa en un culto muy público.

A solo unas cuantas millas de distancia, el autonombrado Arzobispo David Romó fundo la primera iglesia dedicada a la Santa Muerte. Tomando prestada fuertemente de la doctrina y liturgia Católica Romana, la iglesia Católica Tradicional Santa Apostólica México-USA ofrece "misas", bodas, bautismos, exorcismos y otros servicios relacionados con la mayoría de las iglesias Católicas en América Latina.

En los Estados Unidos, El Templo de Santa Muerte en Los Ángeles ofrece una amplia serie de servicios estilo católico, incluyendo bodas, bautizos y rosarios mensuales. El sitio web del templo es http: templosantamuerte.com es el anfitrión de una sala de chat, tocan música y transmite misas para aquellos que no pueden asistir a los servicios de los "Profesores" Sahara y Sisyphus, fundadores del templo. Ambos líderes emigraron a los Estados Unidos de México. El ultimo entrenamiento incluye un aprendizaje con dos chamanes mexicanos, uno de los cuales "le enseño a hablar con la Santísima Muerte".

A pocas millas al otro lado de la ciudad este es el Santuario Universal de la Santa Muerte. El santuario se encuentra en el corazón de La comunidad inmigrante mexicana y el Centro América de los Ángeles. El "profesor" Santiago Guadalupe, originalmente de Catemaco, Veracruz, un pueblo famoso por su brujería, es el chaman de la Santa Muerte, quien preside esta tienda-iglesia. Fieles creyentes visitan el santuario para bautismos, bodas, rosarios, novenas, exorcismos, limpias, y consejería espiritual individual.

PROBLEMAS / DESAFIOS

La iglesia católica en México ha tomado una postura decisiva en contra de la Santa Muerte, denunciando el culto por motivos que la veneración a la muerte es equivalente a un enemigo de Cristo. La iglesia argumenta que Cristo venció a la muerte en el futuro. Por lo tanto, sus seguidores se deben alinear en los mismos términos en contra de la muerte y sus representantes, incluyendo Santa Muerte. El actual presidente mexicano, Felipe Calderón, es miembro del Partido de Acción Nacional (PAN) fundado por conservadores Católicos Romanos en 1939. La administración de Calderón ha declarado Santa Muerte el enemigo religioso número uno del estado mexicano. En marzo del 2009 la Armada Mexicana arrastra con docenas de altares a lo largo de las carreteras dedicados a la santa popular a lo largo de la frontera México-Estados Unidos.

Un número significativo de capos e individuos de alto perfil afiliados con el secuestro organizado son Santa Muertistas. El predominio de los altares a la Santa Muerta en escenas criminales y en las celdas de los encarcelados ha creado la impresión de que ella es un narco-santa. Porque muchos de sus devotos son miembros de una sociedad que ha sido marginada por el imperante de orden socioeconómico, ellos y su fe son frecuentemente rechazados como desviados.

Arzobispo David Romo, el padrino del culto de la Santa Muerte, ha auto-declarado el portavoz, es estridentemente anti-PAN y anti-Católico. El cree que una alianza PAN-Iglesia Católica está detrás de la revisión de su situación jurídica en el 2005. Este fue arrestado en enero del 2011 y actualmente este encarcelado en la Ciudad de México ha sido declarado culpable de pertenecer a un circulo de secuestradores. Dada la dinámica del culto de la flaquita, la caída del amor de la gracia, lo más probable es que se encuentre en un solo tiempo, se revise el tiempo en el esfuerzo de organizar e institucionalizar este nuevo movimiento religioso.

Referencias

El material en este perfil se obtuvo de R. Andrew Chesnut, (Dedicado a la Muerte)Dedicado a la muerte

Castaño, R. Andrew. 2012. Dedicado a la muerte: Santa Muerte, la santa esqueleto. Nueva York: Oxford University Press. 

INFORMACION COMPLEMENTARIA DE OTRAS FUENTES

Aridjis, Eva, dir. 2008. La santa muerte. Navarra, xnumx.

Aridjis, homero. 2004. La Santa Muerte: Sexteto del amor, las mujeres, los perros y la muerte. Ciudad de México: Conaculta.

Bernal S., María de la Luz. 1982. Mitos y magos mexicanos. 2nd ed. Colonia Juárez, México: Grupo Editorial Gaceta.

Castaño, R. Andrew. 2012. Dedicado a la muerte: Santa Muerte, la santa esqueleto. Nueva York: Oxford University Press.

Castaño, R. Andrew. 2012. “Santa Muerte: la devoción de México al santo de la muerte”. Huffington Post Online, Enero 7. Accedido desde  http://www.huffingtonpost.com/r-andrew-chesnut/santa-muerte-saint-of-death_b_1189557.html

Castaño, R. Andrew. 2003. Los espíritus competitivos: la nueva economía religiosa de América Latina. Nueva York: Oxford University Press.

Castaño, R. Andrew. 1997. Nacido de nuevo en Brasil: el boom pentecostal y los patógenos de la pobreza. Nueva Brunswick, NJ: Rutgers University Press.

Cortes, Fernando, dir. 1976. El miedo no anda en burro. Diana Films.

Del Toro, Paco, dir. 2007. La santa muerte. Armagedon Producciones.

Graziano, Frank. 2007. Culturas de la devoción: los santos populares de la América española. Nueva York: Oxford University Press.

Grimm, Jacob y Wilhelm Grimm. 1974. "La muerte del padrino". Cuento 44 en Los cuentos de hadas completos de Grimm. Nueva York: Panteón. Accedido desde  http://www.pitt.edu/~dash/grimm044.html on February 20, 2012 ..

Holman, E. Bryant. 2007. La Santisima Muerte: una santa folclórica mexicana. Auto-publicado.

Kelly, Isabel. 1965. Prácticas populares en el norte de México: costumbres de nacimiento, medicina popular y espiritualidad en la zona de la Laguna. Austin: University of Texas Press.

La Biblia de la Santa Muerte . 2008. Ciudad de México: Editores Mexicanos Unidos.

Lewis, Oscar. 1961. Los hijos de Sánchez: autobiografía de una familia mexicana.. Nueva York: Random House.

Lomnitz, Claudio. 2008. La muerte y la idea de mexico. Nueva York: Zone Books.

Martínez Gil, Fernando. 1993. Muerte y sociedad en la España de los Austrias. México: Siglo Veintiuno Editores.

Navarrete, carlos. 1982. San Pascualito Rey y el culto a la muerte en Chiapas. Ciudad de México: Universidad Nacional Autónoma de México, Instituto de Investigaciones Antropológicas.

Olavarrieta Marenco, Marcela. 1977. Magia en los Tuxtla, Veracruz. Ciudad de México: Instituto Nacional Indigenista.

Perdigón Castañeda, J. Katia. 2008. La Santa Muerte: Protectora De Los Hombres. Ciudad de México: Instituto Nacional de Antropología e Historia, 2008.

Thompson, John. 1998. "Santísima Muerte: Sobre el origen y el desarrollo de una imagen oculta mexicana". Diario del Suroeste40 (invierno). Accedido desde  http://findarticles.com/p/articles/mi_hb6474/is_4_40/ai_n28721107/?tag=content;col1 de febrero 20, 2012.

Toor, Frances. 1947. Un tesoro de folkways mexicanos. Nueva York: corona.

Villarreal, Mario. "Elecciones mexicanas: los candidatos". American Enterprise Institute. Accedido desde http://www.aei.org/docLib/20060503_VillarrealMexicanElections.pdf.  de febrero 20, 2012.

*** Todas las fotos contenidas en la presente son propiedad intelectual de Producciones Banda Ancha, L3C. Se presenta en este perfil como parte de un acuerdo único de licencia con el Proyecto de Religiones Mundial y Espiritual.

Autores:
R. Andrew Chesnut
Sarah Borealis

Traductor
Fabiola L. Chesnut

Fecha de publicación: 
20 de febrero del 2012

 

 

 

 

 


TRADICIONAL APOSTOLICA CATOLICA MEXICANO-ESTADOUNIDENSE
Línea de tiempo de la iglesia

1959 David Romo Guillen nació en México.

1980s Romo se convirtió en Director de los Misioneros del Sagrado Corazón y de San Felipe de Jesús (Misioneros del Sagrado Corazón y San Felipe de Jesús).

2001 (Día de Todos los Santos) Doña Queta erigió un santuario a Santa Muerte fuera de su casa en el Barrio de Tepito de la Ciudad de México.

2002 Romo fundó el Santuario Nacional de la Santa Muerte.

2003 Romo registró oficialmente a la iglesia en México como la Iglesia católica apostólica tradicional mexicana-estadounidense.

2005 El gobierno mexicano revocó el estatus oficial de la iglesia.

2009 (marzo) El gobierno mexicano destruyó treinta santuarios de Santa Muerte en Nueva Laredo y Tijuana.

2009 (abril) Romo declaró "guerra santa" contra la Iglesia Católica por su condena a Santa Muerte.

2011 Romo fue arrestado por cargos criminales y condenado a doce años de prisión.

HISTORIA

La iglesia católica apostólica tradicional mexicano-estadounidense fue fundada por David Romo Guillén. La información sobre su vida temprana es muy limitado (Chesnut 2012: 41-4). Se sabe que nació en 1958 y que tuvo alguna experiencia con varias religiones diferentes. Conocía a los miembros de los testigos de Jehová, a quienes respetaba por su compromiso apasionado, y los miembros de su familia se unieron a un grupo católico tradicionalista durante los 1960 a raíz de la liberalización de las reformas del Vaticano II. Romo pasó a servir en el veterano de la fuerza aérea mexicana, se casó y tuvo cinco hijos (Freese nd). Posteriormente, se convirtió en el líder de un grupo tradicionalista, los Misioneros del Sagrado Corazón y San Felipe de Jesús (Misioneros del Sagrado Corazón y San Felipe de Jesús), durante los 1980. Fundó un hogar para niños con un padre que había muerto de SIDA en 1993, pero el hogar se cerró después de solo un año de operación. Ese mismo año fundó la tradicional iglesia católica tridentina México-EE. UU. Y se designó a sí mismo como "Arzobispo". Romo solicitó al gobierno mexicano que inscribiera a su iglesia en 2000, una solicitud que se concedió en 2003, pero que se revocó dos años después. Romo continuó encabezando la iglesia hasta su arresto y encarcelamiento en 2011.

DOCTRINAS / CREENCIAS

Se debaten los orígenes históricos de Santa Muerte como santa popular católica. Las teorías incluyen que Santa Muerte se apareció a un sanador en Veracruz durante el siglo 19, surgió de un culto a la muerte en el antiguo catolicismo mexicano y posterior, derivado de las prácticas de adoración yoruba de esclavos africanos mezclados con una variedad de tradiciones religiosas latinoamericanas. El cristianismo, y fue el resultado de una mezcla de adoración de la reina azteca del inframundo (Mictecacíhuatl) con el catolicismo ((Lorentzen 2009; Laycock 2009). Por su parte, Romo afirma que la imagen se originó en Italia durante la peste bubónica) ("A El Culto de la Muerte "2010). Independientemente de sus orígenes reales, Santa Muerte ha existido en México desde el siglo 18, pero fue durante los 1960 que los migrantes trajeron a Santa Muerte del México rural a la Ciudad de México. La adoración del santo experimentó un crecimiento extraordinariamente rápido durante los 1990 (Grabman 2011). La veneración de Santa Muerte había sido mayoritariamente privada hasta 2001 cuando Enriqueta Romero, conocida como Doña Queta, erigió una estación A la salida de Santa Muerte fuera de su hogar en el barrio de Tepito, en la Ciudad de México, se desencadenó un crecimiento espectacular en la adoración pública durante la próxima década (Neville 2011). Romo estableció su iglesia al año siguiente.

Romo se ha inspirado generosamente en el catolicismo, particularmente en el catolicismo tradicionalista, en la creación de la Iglesia tradicional apostólica católica mexicano-estadounidense. Ha incorporado elementos de la misa, textos devocionales y oraciones, rosarios en los servicios que oficia. Sin embargo, se dice que Romo también dijo que "no reconoce la autoridad del Papa Juan Pablo II" (Walker 2004). Su creación de una forma híbrida de catolicismo tradicional y culto a Santa Muerte es lo que distingue más claramente a la Iglesia católica apostólica tradicional mexicano-estadounidense de otros grupos sectarios católicos. Los adoradores en la iglesia son predominantemente católicos, profesan fe en Jesucristo, la Virgen María y los santos católicos canonizados, pero también incorporan la veneración de Santa Muerte en sus creencias y prácticas religiosas.

RITUAL

David Romo desarrolló el formato de masas para la Iglesia tradicional apostólica católica mexicano-estadounidense en parte como una forma de diferenciar sus servicios de un rival principal, Doña Queta. Estos servicios presentaban muchos de los elementos católicos tradicionales del culto, como recibir la comunión y rezar con un rosario (Walker 2004). Sin embargo, las masas se apartan de una misa católica romana convencional ya que “la ceremonia se vuelve sorprendentemente diferente cuando los devotos invocan 'el espíritu de la Santa Muerte' y pronuncian las frases, 'Muerte gloriosa, muerte poderosa'. Los seguidores de la Santa Muerte rezan para que sus enemigos sean vencidos. Romo niega que el objetivo del ritual sea provocar la muerte de alguien. 'Decimos:' Muerte a mis enemigos 'para que dejen de molestarnos', dijo. 'No es para la destrucción física de nuestros enemigos' ”(Walker 2004; Wayward Monk sin fecha). Romo también preside misas temáticas que reflejan las preocupaciones personales de sus fieles. Estos incluyen misas para los feligreses que están enfermos o están experimentando posesión demoníaca que incluyen exorcismo y rituales de curación. Se invita a los fieles a traer una foto de un amigo o familiar a una “misa especial para prisioneros” (Chesnut 2012: 89). Las oraciones durante los servicios suelen ser de protección: “Oh, la mayoría Santa Muerte, Te invoco para que, a través de tu imagen, puedas liberarme de todos los peligros, sean [estos peligros] físicos o de brujería, y para que a través de esta llama sagrada puedas purificar mi cuerpo de todos los encantos y maldiciones y que tú también trae amor, paz y abundancia. Que así sea ”(Freese nd)

Los devotos encienden velas a la Santa Muerte, y el color de cada vela se asocia con un resultado deseado específico. Por ejemplo, las velas de oro se encienden para el poder económico y el éxito, el hueso para la paz y la armonía, el rojo para el amor y la pasión, el blanco para la purificación, el azul para la concentración mental, el verde para los problemas legales y el amarillo para la curación (Freese nd). Los devotos también hacen ofrendas a la Santa Muerte. Las ofrendas adecuadas pueden incluir monedas, cigarrillos y puros, flores frescas, dulces, vinos y licores, diversas frutas, agua del grifo, pan o incienso (Chesnut 2012: 66-79; Laycock 2009). Las ofertas deben presentarse de la manera adecuada para lograr los resultados deseados. Por ejemplo, los puros y los cigarrillos deben encenderse y el humo atravesar la imagen de la Santa Muerte.

ORGANIZACIÓN / LIDERAZGO

La veneración de Santa Muerte había sido en gran parte privada hasta 2001 cuando Doña Queta erigió una estatua de Santa Muerte fuera de su casa en el famoso Barrio de Tepito en la Ciudad de México. David Romo ya había fundado la tradicionalista Iglesia Católica Tridentina México-EE. UU. Y se había nombrado a sí mismo como "Arzobispo" en 1993. Los devotos de Santa Muerte se convirtieron posteriormente en miembros de su congregación, y cuando solicitó el registro oficial de su iglesia en 2000, las creencias y prácticas de Santa Muerte ya estaban incorporadas en los devocionales de la iglesia. La iglesia se estableció en una residencia privada donada ubicada en la Calle Bravo (Calle del Feroz) en Tepito. La entrada a la iglesia está flanqueada por dos estatuas de tamaño natural de Santa Muerte.

Inicialmente, la iglesia fue nombrada Santuario Nacional del Ángel de la Santa Muerte antes de que Romo buscara registrarla como la Iglesia Católica Apostólica Tradicional Mexicana-Estadounidense. David Romo ha servido como arzobispo y primado desde el inicio de la iglesia (Freese nd). Entre 2002 y 2011, cuando fue arrestado, Romo realizó misas todos los domingos. La iglesia se ha apoyado financieramente a través de donaciones y la venta de artículos relacionados con Santa Muerte en su tienda de la iglesia. Romo había desarrollado planes antes de su arresto para crear un seminario que capacitaría a nuevos sacerdotes, enseñándoles filosofía y varios idiomas (Walker 2004).


CUESTIONES / DESAFÍOS

La iglesia de David Romo se ha enfrentado tanto a la competencia interna por la representación de la Santa Muerte como a la oposición externa de la Iglesia Católica Romana y el gobierno mexicano. Hay varios otros competidores por la representación de la Santa Muerte en la Ciudad de México, entre los que destaca Doña Queta, quien es considerada la madrina del movimiento. Fue Doña Queta quien creó el primer santuario público de la Santa Muerte en 2001 y organizó los primeros rosarios públicos en su santuario de Tepito en 2002. Desde entonces, los servicios de adoración mensuales en el santuario de Queta atraen a varios miles de fieles. Un segundo competidor fue Jonathan Legaria, quien se designó a sí mismo como sacerdote de Holy Death International. Legaria, que se hacía llamar "Comandante Panther" y "Padrino Endoque", construyó una gran estatua de la Santa Muerte y una serie de santuarios más pequeños, estableció tiendas que vendían artículos y servicios espirituales de la Santa Muerte, y fundó una estación de radio ("Un mexicano Death Cult 2010). Su esfuerzo rápidamente logró un seguimiento considerable. Sin embargo, la vida de Legaria se truncó cuando en 2008 a los 26 años fue asesinado a tiros en una lluvia de armas automáticas. Legaria y Romo habían estado involucrados en una disputa en curso, pero su asesinato se ha atribuido a la guerra entre bandas. La madre de Legaria, Enriequeta Vargas, se ungió a sí misma como la nueva “Pantera” y comenzó a dirigir los servicios religiosos. En un momento, Romo cambió el nombre de la iglesia a Único Santuario Nacional de la Santa Muerte para afirmar su primacía sobre otros grupos de la Santa Muerte. La afirmación de Romo sobre el liderazgo de la Santa Muerte llevó a una crítica más general de Romo dentro de la comunidad de la Santa Muerte de que “estaba tratando de ser el líder de una devoción que realmente no podía tener más líder que la misma Santa Muerte” (Wayward Monk sf).

La iglesia de Romo también enfrenta la competencia de los nuevos santuarios e iglesias de Santa Muerte que han surgido en ambos lados de la frontera mexicana de los EE. UU., Así como en ciudades de todo el EE. UU. (Gray 2007). No es sorprendente, dada la gran comunidad de inmigrantes mexicanos, que Los Ángeles se convirtieron en un centro importante de la devoción de Santa Muerte en el Templo de Santa Muerte de los EE. UU. (Templo Santa Muerte) y en el Santuario Universal de la Muerte (Santuario Universal de Santa Muerte), y en la Casa de la Muerte Sagrada de la oración (Casa de la Oracion de la Santisima Muerte) son ejemplos destacados de tales lugares de culto en Los Angeles (Chesnut 2012: 89). Cada una de estas iglesias ha surgido y se administra de forma independiente, y ofrecen una variedad de servicios de estilo católico que incluyen bodas, asesoramiento espiritual, rosarios y exorcismos.

La oposición más significativa a la iglesia de Romo proviene de la Iglesia Católica Romana y del gobierno mexicano. Los líderes católicos han denunciado abiertamente a Santa Muerte. "El cardenal Norberto Rivera Carrera, arzobispo de México, calificó la devoción de Santa Muerte como una herejía que" engaña "a los católicos" y "la Arquidiócesis de la Ciudad de México emitió una declaración que declara que la devoción a" Santa Muerte "es incompatible con el catolicismo" (Laycock 2009). El líder de la Conferencia Episcopal Mexicana, José Guadalupe Martín Rabago y el Cardenal Carrera, calificaron a Santa Muerte de "satánica". El gobierno mexicano ha alegado una conexión entre narcotraficantes y Santa Muerte luego de que las tropas mexicanas comenzaron a descubrir "santuarios privados a Santa Muerte en las mansiones de la prominente droga". señores ”(Laycock 2009). En abril, 2005, la Secretaría del Interior dictaminó que el grupo de Santa Muerte "no cumplía con los requisitos para una religión y eliminó a la Iglesia católica apostólica de México y Estados Unidos de la lista de religiones reconocidas, citando la doctrina teológica que se remonta hasta el Consejo. de Trent ”(Laycock 2009). Esta decisión fue un gran golpe para Romo, ya que dejó a la iglesia sin el derecho legal de poseer propiedades o recaudar fondos.

Romo ha respondido a este rechazo religioso y político argumentando que “Santa Muerte era una herramienta para evangelizar a las personas en los sectores marginados de la sociedad, al igual que la Virgen de Guadalupe era un vehículo para convertir a los nativos americanos” (Freese nd). También inició una serie de reuniones con los magistrados de la Ciudad de México para promover proyectos de desarrollo social y servicio a la comunidad que realizarían los adherentes de Santa Muerte bajo la nueva organización general, la Asociación Nacional de Altares y Santuarios de Santa Muerte (Asociación Nacional de Altares y Santuarios de la Santa Muerte), que está reemplazando efectivamente a la Iglesia católica apostólica entre México y Estados Unidos ”(Laycock 2009; Wayward Monk, nd). También hubo una acción más directa. Romo “hizo un llamado a los devotos de Santa Muerte para que voten en contra del partido del Secretario Creel, el Partido Acción Nacional (PAN) y al propio Creel en las elecciones presidenciales mexicanas de 2006.

A pesar de su resuelta resistencia, el golpe final al liderazgo de Romo en su iglesia pudo haber ocurrido en enero, 2011. Romo y varios de sus seguidores fueron arrestados por cargos de secuestro y lavado de dinero de rescate. Varios meses después fue condenado a doce años de prisión. Sin embargo, no fue condenado por los cargos de secuestro y lavado de dinero. Más bien, fue condenado por usar una credencial de voto que llevaba su fotografía, pero con un nombre diferente, con el que luego se dijo que había abierto cuentas bancarias en las que podía recibir pagos de rescate "(Wayward Monk nd).

Referencias

“Un culto mexicano: la muerte en las órdenes sagradas”. 2010. The Economist 7 enero 2010. Accedido desde http://www.economist.com/node/15213777 en marzo 7, 2012.

Castaño, R. Andrew. 2012. Santa Muerte: Dedicada a la muerte. Nueva York: Oxford University Press.

Freese, Kevin. Nd "El culto a la muerte de los señores de la droga: el santo patrón de México, los criminales y los desposeídos". http://fmso.leavenworth.army.mil/documents/Santa-Muerte/santa-muerte.htm#rings en marzo 7, 2012.

Grabman, Richard. 2011. ¿Todos los pícaros conducen a Romo? Los archivos mex. 7 enero 2011. Accedido desde http://mexfiles.net/2011/01/07/all-rogues-lead-to-romo/ en marzo 25, 2012.

Laycock, Joseph. 2009. "La guerra de México a la santa muerte". Despachos religiosos. 6 Mayo 2009. Accedido desde http://www.religiondispatches.org/archive/politics/1428/ en marzo 7, 2012.

Lorentzen, Lois Ann. 2009. "Avistamientos: Santa Muerte en la frontera de Estados Unidos y México". Avistamientos 28 Mayo 2009. Accedido desde http://www.yorkblog.com/faith/2009/05/sightings-holy-death-on-the-us.html en marzo 7, 2012.

Neville, lucy. 2011. "Mis viajes: Lucy Neville en el Culto de Santa Muerte, México". El guardián. 9 septiembre 2011. Accedido desde http://www.guardian.co.uk/travel/2011/sep/09/saint-of-death-mexico-city en marzo 7, 2012.

Walker, S. Lynne. 2004. "Fuerza esquelética". Servicio de Noticias Copley. 1 julio 2004. Accedido desde http://www.signonsandiego.com/uniontrib/20040701/news_lz1c1death.html en marzo 7, 2012.

Monje rebelde, nd "Fiebre púrpura (parte 3): David Romo Guillen: Monseñor de la Santa Muerte". http://wayward-monk.com/2011/12/30/purple-fever-part-3-david-romo-guillen-apostle-of-the-holy-death/#more-137 en marzo 7, 2012.

Autores:
David G. Bromley
Stephanie Edelman

Fecha de Publicación:
27 de Marzo 2012

 

 

 

 

Compartir