David G. Bromley Caitlin St. Clair

Cristo el Redentor

CRISTO EL CALENDARIO DEL REDENTOR

1850 (mediados de siglo): el padre Pedro María Boss solicitó a la princesa Isabel financiación para construir un gran monumento religioso en la cima de una montaña en Río de Janeiro.

1870: Se descarta la idea de construir el monumento.

1889: Brasil se convierte en república, con una disposición constitucional para la separación de la iglesia y el estado.

1921: La Arquidiócesis preparó una segunda propuesta para construir una estatua emblemática en una montaña de Río de Janeiro. Los fondos se obtuvieron mediante donaciones de los católicos de Brasil.

1922 (febrero): Se elige el diseño de Heitor Da Silva Costa.

1924: Costa fue a Europa para consultar con escultores. Paul Landowski recibió el encargo.

1926: Se inicia la construcción del monumento.

1931: Se completó la construcción.

1931 (12 de octubre): Se llevó a cabo una ceremonia de dedicación.

2003: Las renovaciones incluyeron la adición de un ascensor, escaleras mecánicas y pasillos.

2006 (12 de octubre): Se consagra una capilla en la base, lo que permite realizar bodas y bautizos en el monumento.

2007 (7 de julio): Cristo el Redentor fue nombrado como una de las Nuevas Siete Maravillas del Mundo.

2010: El monumento fue renovado; Se programó otra renovación para 2020.

FUNDADOR / HISTORIA DEL GRUPO

A mediados de la década de 1850, el padre Pedro Maria Boss pidió a la princesa Isabel de Brasil, jefa de estado provisional, fondos para construir una gran monumento religioso en Río de Janeiro para contemplar la ciudad. El padre Boss propuso que el monumento se construyera en honor de la princesa Isabel (Dunnell sin fecha). Sería una estatua de Jesús, llamada Cristo Redentor, construida en Corcovado, una montaña boscosa en las colinas de Río. La princesa Isabel manifestó su desgana al no actuar según la petición del padre jefe. Cuando su padre, el emperador Pedro II, regresó de la guerra de Paraguay en 1870, no se hizo más mención ni se tomó ninguna medida sobre la propuesta.

Cuando se derrocó la monarquía y Brasil se convirtió en república en 1889, se adoptó como principio fundacional la separación de la iglesia y el estado, lo que complicó la construcción de un monumento religioso. A raíz de la Primera Guerra Mundial, un grupo de brasileños de la Arquidiócesis de Río de Janeiro “temía una marea de impiedad que avanzaba” (Bowater, Mulvey y Misra 2014) y, en 1921, propusieron construir una enorme estatua de Cristo como forma de reclamar Río de Janeiro para el cristianismo. Sugar Loaf Mountain, una forma de cúpula suave que se eleva desde el agua de la bahía de Guanabara, fue la ubicación sugerida por este grupo, pero Corcovado, el sitio de la solicitud inicial, se consideró una mejor opción.

Se consideraron varios diseños de monumentos. El primer encargo para el diseño de la estatua fue para Carlos Oswald. Su vision tenia Cristo cargando su cruz y sosteniendo un globo terráqueo en sus manos mientras se paraba sobre un pedestal para simbolizar el mundo. Al final, se seleccionó la estatua de Cristo existente, con los brazos extendidos para mostrar el amor y la aceptación universales. La Arquidiócesis solicitó donaciones de los muchos católicos que viven en Brasil, y en la única semana reservada para la recaudación de fondos (Semana del Monumento), se recaudó suficiente dinero para comenzar el proyecto, y el dinero continúa llegando hasta su finalización (Dunnell nd).

Heitor da Silva Costa, un ingeniero brasileño, diseñó la estatua, y el escultor franco-polaco, Paul Landowski, la hizo a mano, con gran parte de los trabajos de construcción que se llevan a cabo en Francia. Un escultor rumano, Gheorghe Leonid, diseñó la cara de la estatua. Juntos, Costa y Landowski, que era judío, comenzaron a construir la estatua en 1926 y la completaron en 1931. El costo de construcción original fue $ 250,000, que sería más de $ 3,000,000 en dólares corrientes (Dunnell nd). Una ceremonia de dedicación se llevó a cabo en octubre 12, 1931, el día de Nuestra Señora de Apareida, la santa patrona de Brasil (Las maravillas del mundo). Hasta 2010, fue la estatua art deco más grande del mundo, antes de ser superada en altura por Cristo Rey en Polonia.

Desde la construcción de los monumentos, se han realizado numerosas renovaciones. La estatua está construida de hormigón sobre un marco de acero y revestida con más de 6,000,000 de baldosas de esteatita. La cantera de la esteatita original se ha cerrado y, por lo tanto, es difícil obtener baldosas de reemplazo coincidentes. Con el tiempo, la superficie de la estatua se ha vuelto un poco más oscura con cada renovación. Para conmemorar el septuagésimo quinto aniversario del monumento, en 2006 se agregó una capilla conmemorativa a Nuestra Señora de la Aparición (Nossa Senhora Aparecida) en la base del monumento. Tiene capacidad para 150 personas y acomoda bodas y bautizos. El Cristo Redentor se ha convertido en uno de los sitios turísticos más frecuentados de Brasil y atrae a unos dos millones de visitantes al año.

Aunque su inicio e inspiración fueron religiosos, la estatua tiene un significado más amplio. Uno de los primeros patrocinadores del proyecto. en la década de 1920, el Conde Celso lo describió como un “monumento a la ciencia, el arte y la religión” (Bowater, Mulvey y Misra 2014). El padre Omar Raposo, rector de la capilla en la base de la estatua, dice: “Es un símbolo religioso, un símbolo cultural y un símbolo de Brasil. El Cristo Redentor trae una maravillosa vista de brazos abiertos de bienvenida a todos aquellos que pasan por la ciudad de Río de Janeiro ”(Bowater, Mulvey y Misra 2014). Durante el Carnaval anual de Río, una fiesta callejera apodada Suvaco do Cristo (La axila de Cristo) se abre paso debajo de la estatua en homenaje a sus brazos extendidos sobre su cabeza.

ORGANIZACIÓN / LIDERAZGO

Corcovado está ubicado dentro del Parque Nacional Tijuca, por lo que la administración de este punto de referencia se comparte entre la Arquidiócesis de Río y el Ministerio del Medio Ambiente (Morales 2013). La administración de la capilla está en manos del padre Omar Raposo. La Arquidiócesis y el Ministerio de Medio Ambiente trabajan juntos para organizar el acceso al santuario.

CUESTIONES / DESAFÍOS

La construcción de la estatua en sí fue un gran desafío. El inmenso tamaño de la estatua y la enorme longitud de la Los brazos extendidos significaban que la pieza tenía que ser extraordinariamente fuerte, por lo que los materiales de construcción se consideraron cuidadosamente. El diseñador Costa se decidió por el hormigón armado, el "material del futuro", dijo (Bowater, Mulvey y Misra 2014). Sin embargo, consideró que el concreto era demasiado áspero y crudo para ser el acabado exterior. Se topó con una fuente de los Campos Elíseos cubierta de un mosaico plateado. “Al ver cómo los pequeños azulejos cubrían los perfiles curvos de la fuente, pronto me cautivó la idea de usarlos en la imagen que siempre tuve en mi pensamiento”, escribió Costa. “Pasar del concepto a la realización tomó menos de 24 horas. A la mañana siguiente fui a un estudio de cerámica donde hice las primeras muestras ”(Bowater, Mulvey y Misra 2014). Eligió la esteatita para los azulejos debido a su durabilidad. De las canteras cercanas a la ciudad de Ouro Preto, pequeños triángulos de esteatita de color pálido, de 3 cm x 3 cm x 4 cm y 5 mm de grosor, fueron cortados y posteriormente pegados a cuadros de lienzo por mujeres en una de las parroquias cercanas al pie de Corcovado. La renovación también presenta un desafío, ya que no hay disponibles baldosas que combinen perfectamente. Como señaló un portavoz del Instituto Nacional de Patrimonio Histórico y Artístico de Brasil, “Las piedras de Cristo son difíciles de encontrar” (Bowater, Mulvey y Misra 2014).

Dado el tamaño y la ubicación de la estatua en la cima de una montaña, una amenaza constante para el monumento serán los rayos. El brasileño El Instituto de Investigación Espacial estima que hay de dos a cuatro impactos directos cada año, pero históricamente el daño ha sido menor. Sin embargo, en los últimos años han ocurrido algunas tormentas eléctricas excepcionalmente severas. Bowater, Mulvey y Misra (2014) informan que “En los últimos años, ha habido algunos casos de tormentas que registraron más de 1,000 rayos, lo que no ocurría anteriormente”. Estos hechos están provocando que el grupo de electricidad atmosférica del Instituto revise el sistema de puesta a tierra de los pararrayos. La estatua ha perdido la yema del dedo medio y ha habido daños en la parte posterior de la cabeza de la estatua en los últimos años. La estatua también ha sido objeto de vandalismo (Ribeiro 2010).

A pesar de los diversos problemas para mantener el monumento en un entorno físico hostil, el Cristo Redentor ha seguido recibiendo reconocimiento y sirviendo de modelo para otras estatuas. El Cristo Redentor fue nombrado a las Siete Nuevas Maravillas del Mundo, por un voto popular organizado a nivel mundial, junto con otros sitios notables (la Gran Muralla China, el Coliseo de Roma, Machu Picchu y el Taj Mahal) (Wilkinson 2007). Se han anunciado planes tentativos para que Brasil cree una réplica de la estatua en Inglaterra antes de los Juegos Olímpicos de 2016 (“Brasil planea construir” 2012). Otras réplicas, inspiradas en el Cristo Redentor, ya se han creado en sitios como Lisboa, Portugal; Guanajuato, México; La Habana, Cuba; y Arkansas, Estados Unidos.

Referencias

Bowater, Donna, Stephen Mulvey y Tanvi Misra. 2014. " Brazos bien abiertos." noticias de la BBC, Marzo 10. Accedido desde http://www.bbc.co.uk/news/special/2014/newsspec_7141/index.html on 27 April 2014.

"Brasil planea construir la estatua de la réplica del Cristo Redentor en Londres". El guardián, Enero 26. Accedido desde http://www.theguardian.com/news/blog/2012/jan/26/brazil-christ-redeemer-replica-london en 27 Abril 2014.

“Cristo el Redentor”. 2011. Las maravillas del mundo . Accedido desde http://www.thewondersoftheworld.net/christtheredeemerstatue.html en 27 Abril 2014.

Dunnell, Tony. “Historia de la estatua del Cristo Redentor, Brasil”. Accedido desde https://suite.io/tony-dunnell/2stf2j7 on 27 April 2014.

Morales, Elizabeth. 2013. "Bueno para ir a Río." Día Mundial de la Juventud. Accedido desde http://worldyouthday.com/good-to-go-for-rio-jmj-youth-preps-for-pilgrims.

Wilkinson, Tracy. 2007. "Las siete maravillas del mundo, 2.0". Los Angeles Times, Julio 8. Accedido desde http://www.latimes.com/news/nationworld/world/la-fg-wonders8jul08,0,299368.story?coll=la-default-underdog#axzz305XU1q7T en 27 Abril 2014.

Ribeiro, Patricia. 2010. "La estatua del Cristo Redentor en Río: Después de la lluvia y el vandalismo". Vamos Brazil, Abril 16. Accedido desde http://gobrazil.about.com/b/2010/04/16/christ-the-redeemer-statue-in-rio-after-the-rain-and-vandalism.htm.

Fecha de Publicación:
28 2014 abril

CRISTO, EL CONCURSO DE VIDEOS REDENTADOR

 

Compartir